Skip Global Navigation to Main Content
Skip Breadcrumb Navigation
Discursos del Embajador

Inauguración de la Planta Cone Denim Nicaragua

22 de Abril 2008

Buenas tardes,

Esta empresa norteamericana llegó aquí para quedarse. Felicitaciones Sr. Gorga, Steve Maggard y los cientos de trabajadores americanos, nicaragüenses y mexicanos que construyeron estas magníficas instalaciones. Lo que han construido aquí es impresionante. General Baltodano y su equipo de ProNicaragua, ustedes también merecen felicitaciones por su rol en traer a Cone Denim, compañía afiliada a Internacional Textile Group,  a Nicaragua.

Esta inversión va a tener un impacto duradero en la economía nicaragüense. Cone Denim se está posicionando para convertirse en la base de un sector textil y de vestuario competitivo en Nicaragua en los años venideros, mientras otras empresas tratan de imitar su gran éxito. Cone Denim es una empresa modelo para el sector privado en fomentar el crecimiento económico.  Esta compañía demuestra que las ganancias van muy de la mano con las prácticas ambientales modernas y las relaciones laborales positivas, tanto en los negocios norteamericanos, como los negocios nicaragüenses.

El empleo generado por la inversión de Cone Denim, tanto directo como indirecto, brinda más que un salario. Estos empleos representan una oportunidad para los nicaragüenses.  Por ejemplo, le ofrecen a las familias la oportunidad de enviar a sus hijos al colegio a adquirir nuevos conocimientos, para que la nueva generación esté mejor preparada.  Cone Denim también ha hecho contribuciones importantes al municipio de Ciudad Sandino, mejorando un parque público, dando fondos para ayudar a un asilo de ancianos y donando materiales de construcción a sus miembros y a residentes locales.

Las decisiones de inversión son complejas, y estoy seguro que Cone Denim consideró un conjunto de factores antes de invertir aquí. Los inversionistas se fijan en los costos energéticos y de transporte, en la calidad de la mano de obra, en el sistema reglamentario y legal, en la estructura fiscal, y en la seguridad personal. Las empresas, tanto grandes como pequeñas, extranjeras y locales, buscan garantías por parte del gobierno para que sus inversiones sean respetadas y sin hostigamiento legal, reglamentario o fiscal.

No puedo dejar pasar esta oportunidad sin mencionar CAFTA.  El primero de abril de 2008 fue el segundo aniversario de CAFTA. Dicho tratado es el corazón de la relación comercial bilateral entre Nicaragua y los Estados Unidos. Nicaragua ha tenido mayor crecimiento en sus exportaciones que cualquier otro país de Centroamérica como resultado de CAFTA.  Desde la entrada en vigencia de CAFTA, las exportaciones de Nicaragua hacia los Estados Unidos, incluyendo los productos de zonas francas, han incrementado un treinta y seis por ciento (36%) con respecto a los niveles de 2005.

Gracias a CAFTA, Cone Denim puede vender su mezclilla hecha en Nicaragua con algodón de Estados Unidos a fabricantes de vestuario de toda Centroamérica, y esos fabricantes pueden enviar su producto a los Estados Unidos libre de impuestos. De esa manera, CAFTA no solamente está uniendo a Nicaragua con los Estados Unidos, sino que también está fortaleciendo los lazos entre los países centroamericanos.  Sin duda alguna, CAFTA fue un factor clave en la decisión de Cone Denim de invertir en Nicaragua.
 
Estas son las inversiones que Nicaragua necesita, inversiones basadas en el libre comercio que traen empleos a los nicaragüenses y estos empleos a su vez traen bienestar, producto del trabajo duro, y combaten la pobreza. Esta inversión, y otras como esta, representan una oportunidad para el pueblo de Nicaragua, una oportunidad para encontrar un empleo estable y salir de la pobreza gracias al libre comercio y los esfuerzos del sector privado.  La fórmula es simple: sin inversión no hay empleo y sin empleo no hay reducción de la pobreza. Como he dicho muchas veces, Nicaragua debe enviar su mensaje de bienvenida al mundo para atraer a inversionistas como Cone Denim, hacia Nicaragua. Un mensaje positivo, moderado y consistente.

La inversión de Cone Denim es un ejemplo concreto del compromiso de largo plazo de los negocios norteamericanos con el pueblo de Nicaragua.  Y el Gobierno de los Estados Unidos comparte este compromiso.

De nuevo felicito a Cone Denim por abrir sus puertas en Nicaragua y les deseo suerte en sus labores aquí.

Muchísimas gracias.